#TeAcuerdasDe,  Secciones

#TeAcuerdasDe la emoción por ver a ¡México Campeón!

En el ya lejano 2005 la afición mexicana no seguía mucho los mundiales de categorías menores. A duras penas sabíamos que había un niño que jugaba en las inferiores del Barcelona donde brillaba Rafael Márquez. Sin embargo ese mundial representaría un antes y un después en la historia del fútbol mexicano.

El día de la independencia de México el tricolor se presentó en el mundial. Días antes el entrenador, Jesús Ramírez a pregunta directa de un reportero con respecto a las aspiraciones de la selección mexicana en dicho mundial dijo que el objetivo no era otro mas que ser campeón del mundo. La misma prensa y afición lo tildaron de loco e ingenuo.

Ese 16 de septiembre empezó el camino en el mundial. Uruguay fue el primer rival y Carlos Vela (entonces jugador de Chivas) anotó al minuto 47. Después un jugador del Cruz Azul llamado Cesar Villaluz anotó y así quedó el marcador.

Australia fue el segundo rival y con doblete de Vela y uno de Esparza dejaron el marcador de tres goles a cero. Ya con la calificación en la mano el director técnico descanso a su cuadro titular y enfrentó a Turquía con suplentes perdiendo el partido por dos goles a uno.

A partir de ahí empezó la prensa a hablar de México en ese mundial. Tocaba el turno a Costa Rica quien se encontró rápidamente un autogol mexicano obra de Efraín Juárez pero él mismo reparó su error casi al terminar el partido. El encuentro se fue a tiempos extras donde una vez mas Vela y después Guzmán anotaron para avanzar a la siguiente ronda.

Holanda no representó un gran rival en semifinales y México lo goleó por cuatro goles a cero. México iba a la final y se encontraba a su eterno rival en todas las competiciones, Brasil. Desde ahí se pensaba que un segundo lugar era bueno pero al momento de entrevistar a los jugadores o cuerpo técnico siempre dijeron que iban por el campeonato del mundo y poco a poco fueron incrementando la ilusión en la afición mexicana.

Una fecha emblemática para nuestro país como lo es el dos de octubre, era el día indicado para jugar el partido mas importante, hasta ese momento, en la historia del fútbol mexicano.

Los nervios se fueron a tope al comenzar el partido, la copa del mundo estaba ahí y México estaba en la final. Algo que nunca pensé que pudiera ocurrir.

Minuto 24 y Vela nos hace estallar al anotar el primer gol. Pase extraordinario de Gio Dos Santos que Vela remata a boca jarro. Estábamos festejando y Esparza cuatro minutos después anota y el jubilo estaba en su punto más álgido. México estaba a nada de levantar la copa del mundo. Unos niños menores de 17 años nos iban a dar la mayor alegría.

Brasil presionó y presionó y volvió a presionar pero la defensa y el portero mexicano impidieron que los brasileños se acercaran en el marcador. Ya casi al final del partido en un contragolpe Ever Guzmán burló a toda la defensa incluyendo el portero para cerrar el marcador por tres goles a cero y México ganaba su primer campeonato del mundo.

El árbitro pita y mis ojos están viendo historia. Yo mismo tache de loco a Jesús Ramírez y me tocaba tragar mis palabras. Al ver a Patricio Araujo levantar la copa sentí una gran emoción que volvería a sentir en el 2011 y 2012 pero aquella vez era la primera ocasión que me tocaba ver a un México triunfador, ganador y que no terminaba por ser el ya merito.

El dos de octubre a partir de ese momento dejo de tener solo un significado negativo y al final el fútbol nos daba un motivo positivo para poder alegrarnos con el recuerdo de aquel mundial de Perú en el 2015.

México campeón del mundo, fue un dos de octubre y los autores de dicha hazaña fueron unos niños menores de 17 años los que lograron que por primera vez gritáramos ¡México Campeón!

Juan García

Padre de una hermosa nena, esposo de una gran mujer y aficionado a Chivas, Barça, Liverpool y River Plate. Chofer certificado  ese soy yo y ¿tu?

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: