Alemania,  Grupo F,  Rusia 2018

Alemania va por el Penta

La Selección Alemana busca unirse a un par de listas muy exclusivas en la élite mundial, primero a la de los pentacampeones del mundo (Brasil) y, al mismo tiempo, a la de los que han ganado dos Mundiales de manera consecutiva (Italia y Brasil). Para eso tienen un camino complicado desde el grupo hasta la final.

Alemania terminó la eliminatoria con marca perfecta, 10 triunfos de 10 partidos jugados, compartiendo grupo con Irlanda del Norte, la República Checa, Noruega, Azerbaiyán y San Marino. Anotaron 43 goles y apenas recibieron cuatro tantos. Además, ganaron la Copa Confederaciones del año pasado, desplegando buen futbol y sin tener grandes problemas a lo largo del torneo.

A pesar del buen camino que han tenido en los últimos dos años, el no haber conquistado la Euro de Francia 2016 y tener cinco partidos sin poder ganar ha elevado las críticas sobre la Mannschaft, quienes aprovecharon el partido contra Arabia Saudita para salir de ese bache y encarar con mejor ánimo su debut ante México, partido que disputarán el 17 de junio en el Luzhniki Stadium de Moscú.

En la portería llevan a Manuel Neuer, quien se perdió la temporada desde que en septiembre sufrió una fractura en el pie, pero con un tratamiento especial basado en transfusiones de sangre (aprobado por la FIFA y el TAS) se recuperó y se perfila para ser titular. Si no está el arquero del Bayern Munich, Marc André Ter Stegen está listo para la responsabilidad, teniendo a Kevin Trapp como tercer arquero.

La línea defensiva es muy clara, con Joshua Kimmich como lateral derecho, Jerôme Boateng y Mats Hummels en la central, mientras en la banda izquierda es donde Löw tendrá más dudas, teniendo a Jonas Hector y Marvin Plattenhardt como opciones. Gran parte del éxito dependerá en que los centrales se mantengan sanos, teniendo a Matthias Ginter, Antonio Rüdiger y Niklas Süle para sustituirles.

En el medio campo es en donde tienen opciones de sobra, pero se perfilan como titulares Toni Kroos y Sami Khedira, acompañando a Mesut Özil, quien funge como enganche, para dejar por las bandas a Thomas Müller y Julian Draxler. El jugador del Arsenal, Özil, está en duda para el primer partido, pero opciones no faltan, teniendo a Leon Goretzka e Ilkay Gündogan como posibles sustitutos, mientras Julian Brandt y Marco Reus son recambios por las bandas y Sebastian Rudy es el único mediocampista de contención nominal.

En ataque, Joachim Löw nada más lleva dos opciones, el joven de 22 años y sensación la temporada pasada, Timo Werner, y el veterano de 32 (cumplirá 33 cuando se jueguen las semifinales), Mario Gómez. Ambos son cobijados  por el máximo goleador de las Copas del Mundo, Miroslav Klose, quien viajará a Rusia como parte del cuerpo técnico.

El cuadro teutón es muy parejo línea por línea y hombre por hombre, por lo que es difícil elegir a un hombre como estrella, pero lo vamos a hacer. Podría elegirse a Thomas Müller, quien ha marcado 10 goles en dos mundiales (cinco en Sudáfrica y otros cinco en Brasil), quien no se define a sí mismo como centro delantero, pero tiene un olfato que pareciera que esa es su posición. También está Mesut Özil, quien es uno de los futbolistas que más pases para gol ha dado en los últimos cinco años en la Premier League, aunque todos sabemos que suele desaparecer en momentos clave.

Es por eso que la figura es el mediocampista del Real Madrid, Toni Kroos, quien es el que toma la batuta una vez que se recupera el balón (también contribuye en esa labor), sabe pisar el área, cambiar el ritmo y sabes que será difícil que pierda la pelota, promediando un 91% de pases completos en el último año. Kroos jugó su primera Copa del Mundo en Sudáfrica 2010 y ha vestido la camiseta germana en 82 ocasiones, marcando 12 goles.

A lo largo de la historia se ha mencionado que el «Espíritu Alemán» no da un balón por perdido, no se rinden hasta que el árbitro pita el final del partido y que han podido superar grandes adversidades; por otro lado, ninguna selección ha perdido más finales que ellos, teniendo un récord de 4-4 en el partido definitivo, por lo que el reto para ellos no es llegar a la final, sino ganarla.

@Gigio

Desde el 2011 vivo del futbol. Nunca he visto al Atlas campeón, pero sí al Milan coronarse. Ah, también le voy al Arsenal, Valencia y Hamburgo.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: