Argentina,  Francia,  Rusia 2018

Adiós Messi, hola Mbappé

En la Copa del Mundo por lo general la verdad termina asomándose tarde o temprano. Argentina que logró su calificación de manera agónica ante Nigeria, terminó siendo evidenciada por los mismos problemas que ha acusado en todo el mundial y Francia, una selección que en los últimos años se ha caracterizado por tener uno de los equipos con más abundancia en cuanto a nombres y calidad individual pero que no ha terminado por dar el estirón, dio cuenta de la Albiceleste.

Hay quien dice que el verdadero mundial empieza en Octavos de Final y vaya manera de iniciar esta ronda, con el que quizás es el mejor partido de lo que va de la Copa. Sampaoli cambió la formación poniendo a Messi como falso 9, la posición que más parece gustarle al astro argentino pero tenía una falla brutal, y es que la razón por la que funcionaba esto en el Barcelona es porque tenía un mediocampo de élite, en Argentina sin embargo no es lo mismo cuando juegas con Mascherano con 34 años y muy lejos del nivel que llegó a tener en plenitud, un Enzo Pérez que sólo jugó el mundial por la lesión de Lanzini antes de iniciar la Copa y Ever Banega que fue clave en el juego contra Argentina pero hoy constantemente vio las espaldas de los jugadores franceses, obligando a Messi constantemente a retrasarse.

Francia por su parte hizo el mayor daño cuando le metió velocidad al ataque, con la lenta defensa de Argentina, Mbappé constantemente le ganó las espaldas a la defensa argentina que tuvo que frenarlo con faltas tácticas, una de ellas provocó un penal polémico que Griezmann convirtió por gol, los galos se relajaron pero tenían el partido controlado aún así, el problema es que el rival si bien carecía de buena táctica y entendimiento, es un equipo que no se dio por vencido y encontró el empate con un golazo de Di María, el gran problema de dejar vivo a un equipo al que estás controlando pero no terminaste de matar.

La cosa pareció complicarse cuando en una jugada de enorme fortuna, Messi pareció pegarle mal a la pelota y Gabriel Mercado la desvió para ponerla en el fondo de las redes, curiosamente, el jugador francés que habilitó a Mercado fue el lateral derecho Benjamin Pavard quien se desconcentró y no salió a tiempo. Pero como siempre el fútbol da revanchas y Pavard tuvo oportunidad de redimirse anotando uno de los mejores goles de la copa, pegándole de parte externa a la pelota para clavarla prácticamente en el ángulo para empatar el partido.

Argentina que ya había sufrido con la velocidad del ataque francés, terminó por quedarse sin piernas y Mbappé aprovechó, primero anotando tras un rechace defensivo y haciendo un buen enganche metió un disparo de izquierda que Armani tocó pero no alcanzó a tocar, después el joven de 19 años anotaría su segundo de la tarde para darle la puntilla a la Albiceleste en un contragolpe brutal con una Argentina totalmente desordenada tras un buen pase de Giroud. Con esto, Mbappé se convierte en el primer jugador menor de 20 años en anotar un doblete en un partido mundialista desde ni más ni menos que Pelé en la final de Suecia 1958.

Argentina encontró otro gol en compensación gracias al Kun, con un 4-3 muy engañoso, ya que Francia fue muy superior a Argentina en todo momento, la Albiceleste compitió gracias a pinceladas individuales pero nada de juego colectivo lo cual es normal cuando tienes un entrenador que carece de sentido común para hacer una alineación pero sí con jugadores que individualmente son muy capaces.

Sería fácil criticar a Messi, pero el astro argentino que bien pudo jugar hoy su último partido con la Albiceleste se fue con dos asistencias en el día, sin duda será el inicio de una reconstrucción, la AFA tendrá que buscar un nuevo entrenador con la cantada salida de Sampaoli y el retiro de varios jugadores como Mascherano, Higuaín y quizás Messi, el problema es que la AFA desde la muerte de Grondona ha sido un caos y el futuro inmediato no pinta bien.

Francia por su parte es un justo ganador y está merecidamente en Cuartos de Final, tienen también algunas carencias tácticas, pero el equipo de Didier Deschamps tiene un talento individual con el que muy pocas selecciones en esta Copa pueden competir, por lo que habrá que ponerles ojo, sobre todo a Kylian Mbappé que ya había deslumbrado al mundo con el Mónaco en la Champions League hace dos temporadas, pero una actuación como la de hoy en el máximo escenario futbolístico es la graduación de todo futbolista.

Alberto Dominguez

Escribiendo de fútbol, mi hobby favorito.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: