El Futbolito,  Liga MX

Al Profe con cariño

Si algo le faltaba a esta etapa oscura del balón pie mexicano era el deceso de una leyenda. El gran Ignacio Trelles ‘El Profe‘; dejó este mundo a los 103 años de edad, y con el se va la época más gloriosa del Cruz Azul, equipo que hoy en caso de que no se reanude la liga sería el campeón del torneo presente, con lo cual se estaría cumpliendo la máxima de que para romper una gran maldición se requiere de una gran pérdida o un sacrificio.

Pero es momento de despedir como lo que fue a Don Nacho Trelles, una leyenda del fútbol nacional y no sólo lo hecho con el Cruz Azul de los setenta, es hablar del entrenador nacional que le dio a México su primer victoria mundialista.

NACHO EL FUTBOLISTA

La carrera de Don Ignacio es más recordada por sus grandes éxitos como entrenador, pero pocos saben que fue de los primeros nacionales en salir a jugar al extranjero y así lo hizo cuando fue parte de los Vikingos de Chicago en la Liga de Estados Unidos, esa misma que años más tarde tendría al mejor jugador de este planeta en el Metro Stars de Nueva York.

Ignacio Trelles inició su carrera con el Necaxa y lo hizo de forma magnífica al conseguir en su primer torneo el título de liga de la temporada 1934 – 1935, donde lograría ser también campeón de la Copa México. Un año después lograría cosechar su segundo título en la 1936-1937 y el doblete en la 1937-1938.

Después de su paso por Necaxa, fue adquirido por el América, donde se fue con las manos vacías, de ahí llegó a Monterrey y en el año de 1948 llegó la aventura de los Vikingos de Chicago, dónde sólo estuvo un corto tiempo, donde no pudo adaptarse al lenguaje y a la alimentación y terminó por regresar ese mismo año al Atlante, equipo con el que terminaría su etapa como futbolista tras sufrir una lesión que para esa época era de las más severas.

EL INICIO PROMETEDOR

Pero lo que no supo Don Ignacio es que esa lesión, lo llevaría a construir su mayor legado en el fútbol mexicano para tenerlo hoy en el círculo de los Inmortales.

Don Ignacio comenzaría su carrera con el Zacatepec en la segunda división en 1950, ahí desde abajo don Nacho logró hacer campeón al Zacatepec y llevarlo a la primera división en 1951 tras vencer al Toluca. En su temporada debut y en su primer juego le recetó al Veracruz la más grande de las goleadas de un recién ascendido a un equipo del máximo circuito, 8-0 terminaría el partido entre Veracruz y Zacatepec.

En el año de 1953 llegaría al Marte, con quién lograría su primer título como Director Técnico en el máximo circuito, lo que hizo que el Zacatepec de nuevo le diera la oportunidad de dirigir al Zacatepec y los éxitos comenzaron a llegar en racimos para los de Morelos.

EL EXITOSO REGRESO A ZACATEPEC Y SU LEGADO TRICOLOR

El Zacatepec con Don Ignacio, consiguió títulos de forma consecutiva entre 1954 a 1959, haciendo del Zacatepec uno de los equipos más importantes en la liga. De ahí llegó la oportunidad de la Selección Nacional como auxiliar para el mundial de Suecia 1958 y de ahí en adelante su etapa en selección sería permanente pero ya como el comandante del búnker del tricolor.

Don Nacho dirigió a la selección en Chile 1962 con quién se logró la primera victoria en una Copa del Mundo, cuando México venció 3-1 a Checoslovaquia, selección que días después se convirtió en la subcampeona del mundo.
Esto le dio la continuidad a Don Ignacio y llevó a México al Mundial de Inglaterra en 1966, donde México empato en dos de sus tres encuentros de primera fase, cayendo únicamente contra el anfitrión y campeón de la justa, la selección de Bobby Charlton, Inglaterra.

LA SOLIDARIDAD ANTE LA GLORIA

En 1964 Don Nacho dirigió a la selección nacional en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde México no logró pasar de la primera fase, en la siguiente justa México haría su mejor papel en unos Juegos Olímpicos, en México 1968. México perdería la semifinal contra Bulgaria tras el boicot de los seleccionados por la falta de apoyo por las primas prometidas tras vencer a España en los cuartos de final.

Don Ignacio apoyó a los jugadores quienes habían recibido nulo apoyo por parte de los directivos y se unió al boicot para perder el encuentro contra los búlgaros y de igual forma el partido por el tercer lugar en contra de Japón, don Ignacio pudo haberse impuesto y exigir a los jugadores que dieran todo en la cancha y así lograr ser parte de la historia de oro del fútbol mexicano, sin embargo, Don Ignacio apoyó a los suyos y así se consumó el boicot del 68.

EL INFIERNO DE DON NACHO

Don Ignacio tenía la posibilidad de dirigir a la selección nacional, en este lapso llegaría al Toluca en 1966 para seguir llenando la vitrina escarlata y en su primer torneo con los diablos, les daría el campeonato de liga en la temporada 1966-1967, además del campeón de campeones en ese mismo año. Pero Don Nacho era como el Rey Midas de la época, en la temporada 1967-1968 logra darle a los escarlatas el doble doblete al conseguir el título y el Campeón de Campeones de nuevo.

Tras su salida en 1972 del Toluca, Don Ignacio pasó tres años en Puebla, club con el que se fue en blanco y de ahí regresaría a la capital para volver a proclamarse como campeón.

LOS ÚLTIMOS TITULOS Y EL NACIMIENTO DE UN GRAN AMOR

En 1976 llegaría al Club que le robaría el corazón, Ignacio Trelles llegaría a la máquina celeste de la Cruz Azul. El equipo más exitoso de la época se hacía de los servicios de Don Ignacio Trelles, necesitaban que alguien cerrará la década exitosa de otro de los grandes del fútbol nacional, Raúl Cárdenas quien se había ido de Cruz Azul para dirigir al seleccionado nacional, curiosamente el Cruz Azul fue uno de los clubes donde no participó como jugador y sin embargo fue el que terminó por robarse el cariño de Don Ignacio, club que llevaría en sus entrañas hasta el día de su muerte.

Don Ignacio aprovecharía el gran plantel de Cruz Azul comandando por Miguel Marín, Guillermo ‘Wendy‘ Mendizábal y Nacho Flores para llevar al Cruz Azul a obtener su sexto y séptimo título de
liga en la temporada de 1979-1980.

Después del subcampeonato en la 1980-1981 Don Ignacio termino su historia como director técnico del Cruz Azul y en 1983 llegaría al Atlante y finalmente terminar su carrera en Puebla en 1991.

 

El legado de Don Ignacio Trelles siempre quedará en el recuerdo, pues hasta el día de hoy es el director técnico nacional más exitoso en el futbol mexicano, con siete títulos de liga, cuatro trofeos como Campeón de Campeones, una Copa México y un título de la segunda división.

Gracias Profe, el fútbol y los personajes que formamos El Futbolito lo recordaremos por siempre.

@laplumadetovar

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: