Columnas,  Internacional

Top 20: Clubes Pro LGBT

I’m not the man they think I am at home
Oh no no no I’m a rocket man

Fragmento de la canción Rocket Man de Elton John

Sabemos que a muchos LGBT hablar de deporte es rememorar aquellos tiempos en que el gordo profesor de educación física los ponía a jugar fútbol y sino lo hacían caía el famoso bullying aunado también a ciertas actitudes que desgraciadamente manchan esta actividad, en El Futbolito estamos conscientes de que el balón no es enemigo de nadie, es cierto que abunda mucha homofobia y machismo pero hay clubes que han querido revertir esa situación y crear consciencia ya sea a través de su afición, jugadores o directivas; aquí los 20 más destacados y cuál ha sido su aporte para un fútbol más inclusivo.

Bajo el lema «Lebe wie du bist» (Vive como eres) el club de fútbol Köln y de hockey Kölner Haie se unen para la causa social LGBT mediante un mensaje de tolerancia que empieza con la propaganda por el área de su estadio el RheinEnergieStadion, al mismo tiempo ‘Die Geißböcke’ (Las cabras) también lanzan un jersey conmemorativo además de participar en el Pride local y permitir a todos acercarse al club, hay que recordar que Köln es una de las ciudades más gay-friendly de Alemania por lo que es importante por cuestiones ya sean mercadológicas, sociales o activistas que este sector se haga presente en el equipo.

 

Bajo el lema de All Welcome, All United (Todos Bienvenidos, Todos Unidos) el equipo de la MLS tiene en claro la inclusión LGBT, el equipo también en el mes de junio tiene su United Night Out, un juego con esta temática donde solo se muestran banderas alusivas tanto con los aficionados como el banderín del equipo y el año pasado con los números de los jugadores, el año pasado el DC United fue el único equipo de la MLS en hacer un homenaje al 50 aniversario de las represiones violentas de Stonewall; el equipo de la capital estadounidense no solo invita a los colectivos a unirse para ver partidos de fútbol sino incluso Drag Queens han dado espectáculo en las gradas, de esta manera crean una armonía inclusiva entre aficionados, directivos, jugadores y la misma ciudad.

 

A pesar de que México es uno de los países con mayor población LGBT en América Latina su fútbol ha hecho poco o nada porque el fútbol se convierta en una actividad inclusiva, empezando por el famoso grito que ya todos conocemos que solamente es un pretexto para que la FIFA no multe más a la FEMEXFUT, en cuanto a clubes con alguna agenda LGBT el único destacado fue recientemente e irónicamente el equipo más odiado del país, el Club América; en junio del año pasado la polémica empezó en su Twitter y Facebook donde cambiaron su escudo con los colores arco iris, por supuesto las reacciones negativas no esperaron y muchos no solo criticaron sino que se burlaron del gesto, en cambio otros fanáticos tanto del club como de los rivales aplaudieron la iniciativa y que les daba gusto que fuera uno de los grandes de la Liga MX; además de que las ‘Águilas‘ lanzaron también un jersey conmemorativo con el 50 por los disturbios de Stonewall bajo el hashtag #BeTrue; pero este asunto no quedó en una cuestión mercadológica y de redes sociales recientemente en febrero de este año dos jugadoras (Viviana Michel y Susana Abundiz) formalizaron su relación que aunque criticada también recibieron apoyo de los americanistas quienes prefieren que se hable del ‘Más Grande‘ en todos los ámbitos, prueba de que no existe mala publicidad y aunque otros clubes como Puebla, Pachuca o Pumas han cambiado también sus fotos de perfil en redes sociales la realidad es que se han quedado muy cortos tanto directivos, como jugadores y sobretodo aficionados en tener aspectos inclusivos en el fútbol mexicano.

 

Canadá es un país reconocido por sus adelantos en cuanto a la legislación en favor de los LGBT y por supuesto el fútbol no se podía quedar atrás, es el caso del Montreal Impact, equipo que participa en la Major League Soccer y en el Canadian Soccer Championship y cuenta con su propio grupo de fanáticos el Impact LGBT que a su vez fundaron el Club de Soccer LGBT+ de Montreal, este grupo ha podido comercializar su marca y a su vez ser reconocidos por la entidad, además de crear conciencia en otros clubes tanto de la liga estadounidense como canadiense que han querido igualar su labor.

 

Por increíble que parezca el empezamos con un club que es manejado por jeques árabes; no obstante esto no ha detenido al agenda LGBT de los ‘Citizens‘ quienes tienen su propio grupo de fanáticos de este colectivo el Canal Street Blues LGBT establecido en 2014, aprobado y respaldado de manera oficial por el club además de ser reconocido en el Ettihad Stadium; estos aficionados también colaboran en los eventos del Pride de Manchester con el apoyo del patrocinio de Puma (marca que viste a los también llamados ‘The Sky Blues‘) además de aliarse con otros colectivos LGBT no solo de la ciudad sino de Inglaterra; superando en este caso a su archirival el Manchester United quienes poco se han pronunciado en este tema, el City literalmente se ha convertido en The Pride of Manchester.

 

Es curioso que de el único grande de España que se ha pronunciado a favor de los derechos LGBT es el  Atlético de Madrid, pues tanto Real Madrid y Barcelona han tenido nula o escasa reacción ante esta temática, uno de sus primeros aciertos en esta agenda fue cuando Antoinne Griezmann (cuando pertenecía al Atlético) se pronunció en contra de la homofobia, lo cual resultó ser un completo acierto no solamente por la empatía del francés sino porque Madrid es una de las ciudad más gay-friendly del mundo, el ‘Aleti‘ inmediatamente entendió la necesidad de la inclusión en sus filas; en 2017 como parte de la inauguración del Estadio Metropolitano se creó también La Peña LGBT, una idea que si bien fue copiada del Valencia los ‘Colchoneros‘ han sabido manejar mejor aunque no directamente con los altos mandos del equipo sino más bien aliándose con otros colectivos de España incluso inspirando a otros clubes como el RCD Espanyol; los principales objetivos de los aficionados madrileños es que el deporte se convierta en una herramienta contra el bullying y la homofobia y visibilizar los derechos LGBT en un sector que ha sido marcado por ciertas prácticas machistas.

 

Para quienes desconozcan el dato, la ciudad de Brighton tiene uno de los más celebres festivales LGBT en el Reino Unido y por supuesto el equipo Brighton & Hove Albion no podía hacerse ausente, todo lo contrario, el club participa con su propio camión alegórico repartiendo banderas alusivas y donde participan tanto directivos como jugadores, además de tener su propio grupo llamado Proud Seagulls (creado en 2017); una de las anécdotas curiosas de The Albion es que el Pride coincidía con un amistoso que iban a tener contra el Atlético de Madrid en The AMEX Stadium por lo que los ‘Colchoneros‘ decidieron hospedarse en Londres para evitar desviar la atención de los festejos del Pride, sin embargo esto no evitó que los aficionados españoles se mezclaran con los ingleses y crearan una fiesta aún más grande de la esperada; a pesar de los comentarios negativos que han recibido en redes sociales esto no ha detenido la agenda LGBT sobretodo por el enorme mercado potencial que existe en esta ciudad al sur de Inglaterra.

 

El colectivo Liverpool Pride tiene su propio sector dedicado únicamente a los fanáticos de los ‘Liver Birds‘ denominado Kop Outs (fundado en 2011); estos grupos por supuesto participan en el Pride de la ciudad donde por supuesto cantan el famoso You’ll Never Walk Alone, por supuesto en fechas donde se promueve la inclusión Anfield Rodas ilumina su exterior con los colores de la bandera LGBT; los fanáticos de este sector no solamente han participado en su propia ciudad sino que se han unido con otros equipos de la Premier y del Championship como una especie de Fair Play sobretodo en ciudades como Londres y Manchester; pero el apoyo no es únicamente de un colectivo de aficionados sino que también proviene de su CEO Peter Moore quien ha respaldado a sus aficionados LGBT sobretodo en el pasado Mundial de Clubes celebrado en Qatar y donde Liverpool ganó el título, el torneo transcurrió sin ningún problema gracias a las negociaciones de la directiva con autoridades del país árabe, lo cual habla bien de la institución.

 

Salvador de Bahía es una de las ciudades brasileñas con más cultura LGBT en Brasil por ser un destino tropical y además de tener una de las organizaciones no gubernamentales más antiguas, el famoso GGB (Grapo Gay da Bahia), gracias a diversas acciones de la comunidad el club de la ciudad el Esporte Clube Bahia decidió también involucrarse, el año pasado el club lanzó un jersey multicolor además de incluir a un nuevo sector de aficionados la Torcida LGBTricolor; anteriormente el ‘Tricolor da Boa Terra‘ ya había hecho campañas por el día internacional contra la homofobia además de sustituir los banderines de corner con las famosas banderas LGBT; aunque reciente algunas de estas acciones ya han sido implementadas en otros clubes del Brasileirao.

 

Sao Paulo es una de las ciudades más importantes para el LGBT en Brasil pero al mismo tiempo el país sudamericano es uno de los más homofóbicos a nivel mundial, prueba de ello es su presidente actual Jair Bolsonaro de extrema derecha, como respuesta a esta problemática el Sao Paulo FC lanzó el año pasado la campaña «O Amor nao é un problema» (El amor no es un problema) y «E o Sao Paulo é de todos» (Sao Paulo es de todos); sin embargo este activismo no es reciente, la Torcida Independiente (principal grupo de fanáticos del ‘Tricolor‘) lleva varios años participando en el Pride, incluso existe una especie de «duelo» entre los grupos del ‘Soberano‘ y uno de sus archirrivales deportivos el Corinthians (con quienes disputa el ‘Clássico Majestoso‘) por saber cual será la Torcida que hará más ruido durante estos festejos, lo cual habla de equipos que no solo quieren que haya inclusión sino ellos ser incluídos.

 

 

No es casualidad que ‘The Hornets’ tenga una agenda LGBT que supera la ya mencionada campaña de Rainbow Laces; en algún momento de la historia Sir Elton John fue el dueño del equipo, gestión en donde regresaron a la First Division y quedaron subcampeones de liga en 1983 y de la FA Cup en 1984; el mismísimo cantante británico mencionó que el haber dirigido al club le salvó la vida sobretodo porque atravesó muchas relaciones fallidas, adicciones y depresiones, hoy en día es presidente honorario y los aficionados de alguna manera agradecen ese gesto de haber tomado las riendas del club pues han creado toda una comunidad enfocada a la tolerancia y contra la homofobia en la cual no solo está incluida la sociedad civil sino incluso la policía de Watford y todo esto también gracias al activismo de Proud Hornets, el grupo de fanáticos LGBT quienes han organizado los famosos mosaicos de arco iris en Vicarage Road y de participar en el Pride de la ciudad; una historia que va más allá de las campañas que se hacen actualmente.

 

Reconocido como uno de los clubes de culto en la política brasileña gracias a las labores sociales relacionadas a la famosa Democracia Corinthiana impulsadas por Sócrates (figura histórica del equipo) en los años 80 la cual ayudó a impulsar el regreso del voto a Brasil después de 21 años de la Dictadura Militar, a pesar de que este movimiento terminó en 1984 el club ha seguido ligado a la ideología de izquierda, una de estas va ligada por supuesto al LGBT donde el año pasado lanzaron la campaña «O Time do Povo, o Clube de Todos» (Nuestro Tiempo, el Club de Todos); aunque varios otros clubes brasileños el Corinthians destacó más pues el ‘Timao‘ tiene la mayor cantidad de fanáticos LGBT tanto en Sao Paulo como en Brasil y de dominar el Pride año con año donde compite de manera amistosa con su archirrival el Sao Paulo por saber que Torcida es la más escandalosa, por supuesto como era de esperarse Corinthians ya cuenta con su Torcida LGBT Gavioes Da Fiel; grupo que se caracteriza por tener la bandera del orgullo en el escudo del equipo; todo esto es gracias al legado del Doctor Sócrates.

 

 

 

Con una población de apenas 30 mil habitantes este pueblo ubicado en el País Vasco tiene a uno de los equipos más inclusivos de España, el modesto Éibar; aunque sus rivales regionales Real Sociedad y Athletic de Bilbao también han lanzado campañas la de ‘Armaginak‘ es la que los trae a este top, desde 2017 cambian los colores de su escudo para incluir la bandera LGBT bajo diversos lemas como «Nuestros Verdaderos Colores», «No nos importa en que equipo juegas» y por supuesto el famoso hashtag #LoveIsLove; pero ¿A qué debemos el origen de esta campaña? En 2016 dos futbolistas Sergi Enrich y Antonio Luna tuvieron que sufrir el famoso «gay-shaming» por parte de los medios sensacionalistas españoles simplemente por tomarse de las manos; el club lejos de verse indiferente es claro con su mensaje de igualdad no solo hacia el LGBT sino hacia las mujeres donde por cierto el 45% de sus puestos administrativos son manejados por mujeres.

Berlín es una de los lugares más gay-friendly no solo de Europa sino de todo el mundo, prácticamente un sitio obligado, su club de fútbol más importante el Hertha Berlín se ha unido a muchas de las causas recientes en el sector LGBT, pero el ejemplo curiosamente no vino de los aficionados sino de los mismos jugadores, en 2016 protestaron contra un grupo de ultras en un partido contra el Köln quienes pusieron una manta con un mensaje homofóbico, situación que después la directiva repudiaría alegando que el club berlinés siempre ha estado alejado de todo tipo de discriminación; dentro de este episodio negativo ‘Die Alte Dame‘ se repuso y desde entonces se involucra en acciones que puedan crear conciencia sobre la inclusión en la capital alemana a través del grupo Hertha-Junxx los cuales por supuesto participan en el Pride local además de colocar mantas con mensajes inclusivos en el Olympiastadion, de alguna manera de un episodio negativo salió algo mejor.

 

El Rayo tiene fama de tener ideologías bastante conectadas con a izquierda, se pronuncian a favor de los sectores más populares, los inmigrantes y por supuesto los LGBT donde ya han hecho jerseys conmemorativos, siendo el más destacado el de la 2015-16 que se convirtió en parte de su investidura oficial en calidad de visitante además de un tercer uniforme en rosa para hacer conciencia sobre el cáncer de mama, el jersey fue un éxito rotundo y repitieron unas cuantas versiones, la formula también sería copiada por otro club pero de una división más inferior, el Guadalajara de la Segunda División B de España, hay que recordar que Madrid es una de las ciudades más importantes de la agenda LGBT mundial por su representación cultural y política por lo que es importante que sus clubes se involucren sean grandes como el Atlético o chicos como el Rayo Vallecano.

 

A raíz de la salida del clóset de Robbie Rogers el LA Galaxy en febrero del 2013 (situación que casi le cuesta su carrera) el equipo empezó una campaña de apoyo no solo a él sino al LGBT e impulsar junto al también ex-seleccionado norteamericano que más deportistas se expresen al respecto, debido a un múltiples lesiones Rogers tuvo que dejar el fútbol a la edad temprana de 30 años en 2017, aunque antes de esto se había dado el lujo de ganar la MLS Cup del 2014, a pesar del retiro el Galaxy no dejó de lado su agenda LGBT y continúa con las campañas con bastante éxito las cuales incluyen no solamente jerseys y artículos conmemorativos sino también el Pride Night donde Rogers anotó un gol ante el Portland Timbers siendo algo especial tomando en cuenta su orientación.

 

 

Aquí por supuesto no podía faltar algún club londinense pero de todos los que hay el que más destaca es el Arsenal; uno de los clubes que mayor repudio ha tenido hacia las actitudes homofóbicas tanto de fanáticos rivales como de su propio entorno además de poyar a su grupo de fanáticos Gay Gooners (fundada en 2013) de participación activista dentro y fuera del Emirates Stadium quienes lanzaron la campaña Arsenal for Everyone la cual no solo apoya la diversidad sino a evitar el racismo; el modelo de éxito de este sector ha llevado a la Premier League a crear campañas como Rainbow Laces además de proporcionar los medios para que este tipo de grupos de apoyo se conviertan en una realidad en más clubes ingleses.

Es uno de los clubes de mayor culto en Estados Unidos, aunque fue fundado en 2009 para jugar en la MLS sus origenes se remontan a los años 70 en la extinta North American Soccer League (NASL); la franquicia hoy en día ha sido reconocida no solo por sus méritos deportivos donde ya ganó la MLS Cup en 2015 sino por su estadio el Providence Park donde por su singular arquitectura y capacidad ha servido para que los aficionados puedan crear mosaicos, banderas y telones de todo tipo, uno de los favoritos de la afición es por supuesto el LGBT donde año con año se espera un gran espectáculo con mensajes de inclusión, amor, apoyo y hasta con contextos políticos, un equipo que se ha vuelto incluso de culto entre los LGBT en Estados Unidos y que por supuesto ha querido ser emulado en otras franquicias.

 

El club escocés tiene una marcada agenda política y en favor de los más desprotegidos, el LGBT no se queda atrás por supuesto; la afición de ha encargado de que Celtic Park sea un espacio abierto bajo el lema «A Club Open for All» (Un club abierto para todos) donde incluso se han unido con su rival histórico el Rangers por un mensaje de tolerancia y que la rivalidad sea únicamente deportiva; Scott Brown, capitán actual del equipo y de la selección escocesa ha declarado que le encantaría ver a un futbolista gay externando de esta forma su apoyo a quienes permanecen en el clóset; la labor del Celtic no es únicamente fomentar la aceptación y la tolerancia sino repudiar todos los comportamientos que vayan en contra de los Derechos Humanos, una muestra fue un partido de Europa League contra Lazio (reconocido por sus ultras fascistas) donde en el partido jugado en Glasgow hicieron el saludo nazi, los fanáticos decidieron regresar el gesto en Roma llevando un cartel con Benito Mussolini colgado con la frase «Follow your Leader» (Sigan a su Líder).

 

El club favorito de los hipsters del fútbol, aunque se encuentre en la 2. Bundesliga su popularidad radica en su ideología completamente de izquierda además de originarse en uno de los barrios punks por excelencia de Hamburgo pero eso no quita su filosofía la cual ha sido denominada como ‘Sanktpaulismo‘ la cual está basada en el antifascismo, antisexismo, antihomofobia y el antiracismo además de tener su propia Carta de Principios (Leitlinien) donde establece aspectos morales y de comportamiento de los aficionados sin importar su origen, raza, religión o preferencia sexual e incluso hacia el medio ambiente; mientras otros clubes como los ya mencionados han apenas empezado su agenda LGBT el St. Pauli ya la tenía desde incluso el siglo pasado, incluso uno de sus ex-presidentes Corny Littmann del 2002 a 2010 es abiertamente gay; tanto el club como el barrio se han convertido en lugares de culto tanto para los aficionados del fútbol como para músicos, personalidades LGBT y activistas políticos, sin duda el club más progresista del mundo.

Hugo Luna

Un Yaqui que le va a los Pumas.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: