Columnas,  Grupo F,  México,  República de Corea

Mexico vs Corea: El K-Pop nunca fue tan mexicano

Un irreconocible Osorio repitiendo alineación contra unos coreanos que no les gustó el Pasito Perrón Mexicano.

Despertarse con la noticia de que Juan Carlos Osorio había repetido alineación parecía un sueño, y que no había despertado bien de aquella modorra alemana de la semana pasada; después confirmé que me encontraba consciente ya que vi los mensajes del grupo de redacción de esta humilde página de fútbol y comprobaba que no era parte de un sueño.

El colombiano que fue atípico en su comportamiento de este proceso tuvo la osadía de sorprendernos a todos presentando un sólo cambio respecto a la semana pasada con Edson Alvarez en lugar de Hugo Ayala buscando tener un poco más de presencia en altura contra el equipo coreano, que además de ser muy rápidos, tenían mas presencia en altura. También buscó aprovechar los dotes de mediocentro defensivo que tiene el jugador del América además de ser un buen central.

El partido inició ríspido y muy físico como lo esperábamos. Los Coreanos lejos de crear, buscaban destruir con pataditas y entradas a destiempo para evitar las llegadas de México. Producto de este juego destructivo propuesto y mañoso hubo varias jugadas a balón parado que México no supo aprovechar.  Hubo varios intercambios de llegadas gracias a la velocidad de los Coreanos que hacían ver lenta a la zaga mexicana. Siento que la selección nacional debería trabajar un poco más en el escalonamiento ya que hubo varios momentos en que los balonazos sorprendían a la defensa mexicana.

Me quedo con la gran labor que hace Chucky Lozano, Chicharito y Vela que corrieron una barbaridad, haciendo buenos enroques entre ellos. Hoy le tocó al Lozano dar el pase de gol al Chicharito que fue casi una calca del gol contra los alemanes hasta en la definición. Aplaudo mucho la labor de los 3 incluso al defender y se notaba el esfuerzo fisico ya que desde el minuto 60 ya se veían fundidos.

Se nota un compromiso y compañerismo en esta Selección, cuando Edson sufre el calambre, Layún baja a hacer el trabajo de defensa mientras que Edson subía a hacer las labores de volanteo de Layún para evitarle el esfuerzo físico y evitar una lesión.

Me queda a deber un poco México en la definición y ese exceso de confianza que luego nos da muchos dolores de cabeza, como en aquel balón que regresa Rafa Marquez y que después el Kaiser recupera bastante bien. Cosas como estas no puedes hacerlas contra rivales de mas envergadura.

De los Coreanos el único que se salva es Son, quien mete un golazo al final del partido. Los demás jugadores del equipo amante del k-pop se dedicaron a destruir el juego mexicano.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: