Columnas,  Liga MX

Liga de Papel: El VAR a la mexicana

Cuando llegó el VAR al fútbol todo mundo pensó que de ahora en adelante el juego sería un poco más justo, los errores arbitrales disminuirían y que por fin se terminarían las ayudas a los equipos de siempre, pero no.

La idea del VAR es buena, ayudar a los árbitros a tener un mejor control del juego, ayudarles a percatarse de jugadas que por alguna u otra razón durante el juego no pudieron ver y que la decisión terminó por ser totalmente diferente a lo que se debía de haber marcado. El VAR es muy claro y sólo debe de entrar en acción cuando hay duda en algún gol, fuera de lugar / falta que termina en gol, tarjetas rojas y faltas que merecen ser penal, en caso de que se amoneste o expulse a un jugador que no merecía serlo y nada más.

En México el VAR ha resultado en una fiesta total, no se tiene un criterio establecido para aplicarlo y cada arbitro hace lo que quiere con él y los árbitros en lugar de apoyar su trabajo en lo que les pueda aportar el VAR parece que están esperando a que sea el VAR quien tome las decisiones de los partidos.

Cada día se ven más jugadas donde el arbitro va a revisar la jugada una y otra vez deteniendo el juego de manera absurda, más abanderados dejando de marcar fuera de lugar por esperar a ver si la jugada termina o no en gol, se usa para determinar si una falta merece tarjeta amarilla, pero sobre todas esas cosas, cada vez es más frecuente el ver que a pesar de ir a revisar la jugada y tener evidencia clara el arbitro se hace el que no pasó nada y permite continuar el juego sin que haya sanción alguna de por medio.

Entonces, ¿el VAR sólo está para que Arturo Brizio se ande paseando por todos los clubes para decirles y contarles como se va a aplicar para que ya en la practica se haga algo totalmente contrario? Tal parece que sí.

Cada día las quejas van en aumento porque el VAR sigue dejando esa sensacion de beneficiar a unos y perjudicar a otros cuando a veces en un mismo juego se aplica diferente para jugadas similares, cuando a veces se expulsa a un jugador por una acción que en otro mismo partido se juzgó de manera diferente porque ni siquiera se fue a revisar cuando debió de haberse revisado, cuando el arbitro va al VAR y después de revisar la jugada determina expulsar a un jugador para que 2 días después la comisión disciplinaria de marcha atrás y anule completamente esa decisión y perdonen al jugador, entonces algo se está haciendo mal, no sólo con el VAR, sino con el arbitraje en general.

México no es el único país donde el VAR está causando este tipo de molestias e inconformidades, cada semana vemos como en las ligas más peleadas del mundo como la Premier League, La Liga y Serie A el VAR hace de las suyas, pero quizá en esos países las sensaciones que deja son más justas que las que deja en la Liga MX, que por más que lo intente, mientras siga habiendo ese total desentendimiento que tienen los árbitros en cuanto al tema del VAR, seguirá siendo un VAR a la mexicana donde puede más lo que se determiné en la mesa que lo que se decidió sobre el terreno de juego.

Se puede tener toda la tecnología y equipo del mundo, pero mientras que las personas que la manejan sean corrompibles, seguiremos teniendo los mismos resultados dudosos al momento de aplicar justicia en el fútbol, el VAR es una buena idea, pero el VAR a la mexicana ha resultado toda una fiesta.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: