Columnas

El Mal del Jamaicón

Queridos lectores del futbolito está es la pluma de Tovar y hoy quiero contarles de algo que se llama el mal del jamaicon, ya que a los jugadores de ciertos equipos les comienza a pasar factura después de media temporada y comienzan a extrañar lo que dejaron en casa.

Pero el mal del Jamaicon es conocido en el mundo del futbol por aquella leyenda del Club Guadalajara, José Villegas Tavares, mejor conocido como «el Jamaicón«, este jugador de origen humilde vistió los colores de las dos playeras más importantes en el futbol mexicano en los años 50’s. Con el club Guadalajara ganó ocho ligas, lo cual le hicieron merecedor de formar parte del tricolor, con quién disputó dos Copas del Mundo.

El Jamaicón se encontraba de gira con la selección en Europa y al jugador de las Chivas le entró la nostalgia por la comida de casa, lo cual hizo que se saliera de una cena y que el entrenador de la Selección Nacional de ese entonces, el centenario Don Ignacio Trelles, se diera a la búsqueda de su jugador. El Jamaicón alegó que no podía comer esa cena «para rotos» y que él prefería degustar las delicias culinarias de la garnacha mexicana. El mundialista por México en 1958 y 1962 con esta declaración poco fortuita a su entrenador, dio origen a la llamada maldición del jamaicón o popularmente llamado «el Mal del Jamaicón«.

Así que si tú ves que algún refuerzo de tu equipo no dio los resultados esperados, se lo podrás atribuir a este mal de muchos futbolistas, por eso queremos señalar el caso de algunos futbolistas que probablemente padecieron de ello en el pasado.

Efrain Juárez tras un gran mundial en Sudáfrica 2010, el campeón del mundo Sub 17 fue contratado por el Celtic Glasgow de Escocia, donde la falta de minutos y la diferencia de culturas no le ayudo mucho para mantenerse y de ahí pasó al Zaragoza donde la estancia de Juárez no fue muy duradera en la Liga y de buenas a primeras fue repatriado al futbol mexicano.

Pablo Barrera, el caso de Barrera se acerca un poco más a lo que vivió el Jamaicón en su época, Barrera llegaba como el jugador revelación de la selección mexicana en el mundial de Sudáfrica, lo que le hizo ser fichado por el West Ham United, los Hammers buscaban a un jugador explosivo como Barrera y este comenzó a responder ganándose la titularidad, lo que pesó en Barrera fue el lenguaje y que una de las condiciones del club era que el jugador tenía que aprender el idioma, cosa a la cual Barrera no se adaptó y esto provocó que no existiera comunicación con sus compañeros. Además de que Pablito extrañaba la comida mexicana así que lo más cercano era España, Barrera cambió de aires y llegó al Real Zaragoza donde tampoco rindió por sus constantes lesiones y la falta de adaptación cultural.

Sergio Almaguer llegó al Galatasaray de Turquía, luego de ser parte importante del Necaxa que brilló en el mundial del clubes del 2000 y ser pieza vital para que el Cruz Azul llegara a la final de la Copa Libertadores contra Boca Juniors. El originario de Monterrey fichó por el equipo turco en la temporada 2002 lo cual sorprendió a propios y extraños, ya que no quedó en la lista final para disputar el mundial de Japón-Corea en el 2002. Almaguer llegaba por la puerta de atrás a un futbol prácticamente desconocido para el futbolista mexicano, la diferencia cultural terminó por hacer mella en el defensa y a media temporada fue dado de baja por el equipo turco para que éste se enrolara en Jaguares de Chiapas.

La lista aún continúa pero hemos decido ponerte una lista de jugadores que su mal rendimiento en el terreno de juego se le podría atribuir al «mal del Jamaicón»

  • Juan Pablo Vigón (Pumas)
  • Oribe Peralta (Chivas)
  • Aníbal Zurdo (Cruz Azul)
  • Ricardo Centurión (San Luis)
  • Jérémy Ménez (América)
  • Maximiliano Meza (Argentina)
  • Pol Fernández (Cruz Azul)
  • Juan Escobar (Cruz Azul)

¿Quién nos faltó?

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: