Columnas,  Liga MX

Chivas necesita un entrenador

Desde la salida de Matías Almeyda el rebaño sagrado no ha encontrado al genio que logre amalgamar un buen sistema de juego que guste a la afición y que genere esa comunión entre jugadores y afición. José Saturnino Cardozo pasó desapercibido y su sustituto Tomas Boy no ha demostrado estar a la altura de jugadores e institución.

Lejos de gustarme o no los planteamientos, estrategias o formas de motivar a los jugadores, Boy siempre me ha parecido un técnico mediocre, terco y que no se ha actualizado con el pasar de los años. Vive de sus glorias, ya antiguas por cierto, con el Monarcas Morelia donde logró sus mejores números.

Es cierto que Guadalajara en estos momentos, no puede dejar ir puntos y que la manera en como se obtengan es lo de menos. También se ha logrado ganar en casa, algo que parecía algún tipo de maleficio que sufría el equipo desde que se fue campeón. Cosa que han olvidado aquellos que piden a gritos a Almeyda. Basta voltear y ver los números del técnico durante el año posterior a ser campeón.

Hay dos casos en específico que me gustaría mencionar. En la contensión hay un chico que puede marcar diferencia como lo es Fernando Beltrán que desde la temporada pasada ha sido borrado del cuadro titular a pesar de buenas y grandes actuaciones durante el torneo anterior. Tiene muy buena recuperación y reparte el juego con mucho sentido. Tiene mucha dinámica, cosa que Molina y Pérez en muchas ocasiones adolecen.

Cuando ha jugado lo ha hecho bien, el equipo se ve de distinta manera y suele ser mas ofensivo, es incomprensible porque Tomás no lo toma en cuenta.

Alexis Vega vivió una primera temporada gris, casi nula en el Guadalajara. Sus tres goles fueron en un solo encuentro y nada más. En este torneo le ha tocado estar en la banca y tratar de buscar la titularidad cuando le toque jugar. Y a fuerzas de ser sinceros, el equipo se ve mucho mejor con él que cuando esta Oribe Peralta.

Ha quedado claro después de cinco jornadas que lo que se gastó con Peralta ha sido un total y absoluto fracaso. Lento, sin claridad de pase, chocando muchas veces con Pulido en la parte delantera del equipo. En cambio Vega tiene desborde, tiro de media distancia y sobre todo, la corpulencia para poder recibir el balón y ya sea repartir juego o él mismo crearse una jugada.

Pero Boy, como lo dije anteriormente, es terco y no cambiará y eso será a la larga su perdición. Si para la siguiente jornada vuelve a intentar lo mismo y el resultado no es la victoria, será duramente cuestionado y eso al «jefe» no le gusta, por lo que empezará a perder la cabeza, el piso y, ojalá, el trabajo.

Estoy convencido que con este grupo de jugadores Chivas podría jugar mucho mejor a la ofensiva y no salir buscando el empate sobre todo cuando se juega de visitante. La prueba nos la dio Santos, que en la temporada uno nos pasaron por encima y en la Copa, jugando en el AKRON Chivas ganó y bien.

Chivas debe ya, de manera urgente, estar en pláticas con varios técnicos.

Esta claro, muy claro para todos que Boy no debe de pasar de dos jornada más. Si lo hace, Chivas esta condenado a la mediocridad del puesto 10 al 15 cuando con otro técnico podríamos estar peleando puestos de liguilla y no ganar un partido y después esperar tres o cuatro jornadas para volver a ganar tres puntos.

Chivas necesita técnico y ojalá pronto esté dirigiendo en el banquillo, porque lo que hoy tenemos es un señor que no se ha actualizado y que quiere jugar como hace 20 años y eso, eso nos llevará a un fracaso llamado descenso.

Juan García

Padre de una hermosa nena, esposo de una gran mujer y aficionado a Chivas, Barça, Liverpool y River Plate. Chofer certificado  ese soy yo y ¿tu?

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: