Columnas,  Liga MX

Chivas, ¿favorito para campeón?

Desde hace algunos años las Chivas rayadas del Guadalajara no despertaban tanta esperanza en sus aficionados. Con las llegada de ocho elementos al club su director deportivo, Ricardo Peláez, intenta regresar al Guadalajara al primer plano de la liga MX, ¿Lo logrará?

En el año de 1993, con la llegada de Salvador Martínez Garza al club, se logró inyectar una suma muy importante de dinero para conseguir refuerzos de gran renombre. Con ello surgieron las llamadas Super Chivas.

Eduardo Fernández, Alberto «Guamerú» García, Alberto Coyote, José Manuel de la Torre, Missael Espinoza y Luis Flores reforzaron al club rojiblanco. Dichas contrataciones hacían pensar que Alberto Guerra en su función de director técnico, tenía todo para campeonar. La realidad es que solo les alcanzó para llegar a la ronda de repesca.

Un año después llegó Ramón Ramírez y Daniel Guzmán y en esa temporada se llegó a las semifinales, pero de título no se podía hablar.

La esperanza de aquellos tiempos era muy similar a la de ahora. El resultado no estuvo acorde a lo que el propio equipo con sus contrataciones generó.

¿Podría pasar algo similar ahora con las llamadas Chivas 2020?

Es difícil saberlo, una de las diferencias con aquellas contrataciones es que la mayoría eran los mejores mexicanos al ser ellos seleccionados.

Ahora se contrató a mucha gente joven que ha demostrado, un nivel muy bueno, pero que aún les falta madurar. Es cierto también, que los tiempos han cambiado y que Guadalajara ya no puede contratar a los mejores mexicanos pues éstos militan en equipos fuera de nuestro país.

La llegada de Uriel Antuna, Jose Madueña, Cristian Calderón, Víctor Guzmán, Jesús Ángulo y Alexis Peña y los regresos de José Juan Vázquez y José Juan Macías hacen que la esperanza en la afición rojiblanca sea muy elevada al grado de considerarlos favoritos para el título del torneo que, por cierto, empieza este viernes.

Me parece que favoritos es una etiqueta que no va. Calidad, hay en el plantel, pero a fuerza de ser sinceros, muchos de esos refuerzos les falta madurar y son unas muy buenas promesas pero aún no llegan a ser realidad.

Por lo tanto, creo que la mesura debe permanecer en el aficionado al Guadalajara. Es cierto, el equipo ya no está para navegar en la mediocridad en la que se ha envuelto en los últimos dos años y medio, pero tampoco es que se trate de un equipo «galáctico» como muchos lo quieren hacer ver.

Las Chivas están para clasificar a la liguilla, olvidarse del descenso y generar mucho más alegrías que en el pasado, pero favoritas al título, un servidor sinceramente no las ve.

 

Juan García

Padre de una hermosa nena, esposo de una gran mujer y aficionado a Chivas, Barça, Liverpool y River Plate. Chofer certificado  ese soy yo y ¿tu?

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: