Ascenso Mx,  Columnas,  Liga MX

Carta de despedida a Morelia

Yo creo que nadie despierta un día y de la nada, una de las cosas que amas desaparece como por arte de magia, no es que de repente salgas de tu casa y tu perro no esté en casa, que el auto por el que trabajaste casi 5 años para pagarlo desapareció de la cochera, o que el reloj que te dejó tu abuelo con casi 80 años de historia ya no está en el cajón de la alcoba.

Es un día triste, muy triste, y me imagino que como yo, miles de aficionados al Atlético Morelia lo están, en México y en Estados Unidos… Nos han arrebatado, nos han echado de la manera más vil, pusilánime y cobarde ¿Por qué? Porque la Liga Mexicana es ya un criadero de cerdos, apesta a estiércol y sus verracos son los principales beneficiados, engordando a unos cuantos con tal de vender su producto al mejor postor, es un asco.

Duele, duele y duele demasiado, es una muerte instantánea ¿Dónde se ha visto que un equipo 6 meses atrás llegó a semifinales y al otro torneo se cambia de sede? De mi pecho saldrían los insultos más rebuscados, podría tomar una botella de charanda michoacana en este momento y ni aun así desaparecería el dolor que siento, ¿Dónde quedó el mérito? ¿Dónde quedó ese espíritu deportivo? Carajo, esto no puede ser.

Todos tenemos una historia con la que nos hicimos fanáticos del Morelia. Mi madre conoció al Morelia del Fantasma, al de la Tota Carbajal, al del Pastor Lozano, fue mi tío, quien días antes de fallecer me regaló su jersey del ‘Ate’, un jersey blanco con una franja roja cruzada, no tenía número, el escudo del Atlético Morelia estaba bordado, me dijo que era para mí y que debía de continuar apoyando al Morelia, cuando fuera al Estadio Morelos, me llevara su jersey, porque sería como si él estuviera conmigo viendo el partido ¿Qué voy hacer con este amor? ¿Qué hago con este dolor?

No puedo creer que la misma empresa que levantó al Morelia de Nicandro, que puso su empeño para el título del 2000 y de la Copa del 2013 sea tan descarada, tan insensata y tan fría como para llevarse al equipo, donde la afición 15 por 15 apoyaba abarrotando el Estadio, un estadio de más de 30,000 aficionados. Es una tristeza ver que el fútbol se desarrolla así, donde no hay valor ni respeto por los colores, por la afición ni por la ciudad, una ciudad que por más de 70 años asistió al Venustiano y al Morelos para apoyar a su equipo, es una tristeza que el futbol en México sea así, donde en efecto, es un negocio, una franquicia más.

Mi corazón y mi piel será siempre rojiamarilla, no hay más, no me puedo cambiar de colores nada más por decir que mi equipo le cambió nombres y colores su propietario. Yo soy del Morelia, yo amo esta ciudad, yo amo los colores que representa, y este duro golpe a mí y a muchos más nos tiene consternados, porque dentro de todo lo malo que pasaba, esperaba que regresara el futbol para ver a mi equipo luchando y ganando, o muriendo en la raya, como fuera, en el Estadio o en la TV, Morelia es parte de mi vida, desde que tengo memoria, y son generaciones que crecimos apoyando en las buenas y en las malas, hoy nos toca padecer un capítulo más de la basura de la Liga MX, y lo peor es que lo saben, porque los que un día criticaron a Morelia, hoy levantan la voz en contra de esta porquería, sinceramente ¿Quién apoyará a un equipo robado? En menos de 5 años, la nueva plaza estará al borde del descenso o desaparecida, porque no hay historia, no hay tradición y mucho menos hay afición, eso señores dirigentes, no se compra, no se valúa y no se da de la noche a la mañana, y como todo en esta vida, lo que mal inicia, mal acaba.

Te voy a extrañar como no tienes idea, en el Estadio Morelos pasé momentos increíbles, vi jugar a la dupla de Rafa Márquez Lugo y Sabah, vi anotar y detener un penal a Federico Vilar, festejé un título de Copa MX con ‘We are the Champions’ de Queen a todo volumen, abracé a extraños en cada gol, aventé la cerveza al cielo en cada festejo, hice nuevos amigos ahí adentro, tuve la oportunidad de conocer al plantel en 2015 cuando trabajé en la remodelación de uno de sus palcos, saludé de mano a un gran DT como Enrique Meza, saliendo de ahí partí a las Tarascas a brincar y cantar un triunfo, en fin, al igual que yo hay muchos más que ya no podrán gritar un gol en primera.

“Tu historia vale más que todo el dinero del mundo” escribió un exjugador del equipo, y en efecto, cualquier cantidad que por capricho de un gobernador se ponga en la mesa no comprará todo lo que Morelia le dio a su afición y viceversa, y este episodio tan vergonzoso no quedará en el olvido, que junto a la mediocre medida de eliminar el ascenso, eliminar la regla que prioriza al mexicano sobre el extranjero y el favoritismo a ciertos equipos deja a la Liga MX como la organización corrupta, pusilánime y mediocre que es.

Te amaré por siempre, porque me dejaste un sinfín de motivos para reponerme, para salir adelante, para creer en mí mismo cuando nadie más lo hace, por eso y más fuiste un equipo que sin mucho reflector, salió adelante dando de qué hablar, me duele tu partida, pero espero que esto suceda porque vendrá algo mejor, Michoacán no se puede quedar sin fútbol de primera, simplemente porque no se concibe al estado sin él, es parte de nuestro arraigo y de una u otra forma volveremos a estar con una institución que si aprecie todo lo que le dimos al equipo, que no sea un mercenario y que deje atrás esa avaricia que hoy te lleva de tu casa.

Esto es una promesa de revancha, porque así tenga que venir una empresa que nos haga iniciar desde la 3° o 4° División, vamos a llenar el Estadio para fortalecer a la futura institución y cuando lleguemos de regreso, lo prometo, vamos a patearle las aletas a esos hijos de su delfina madre, aquí, en Mazatlán o en donde sea.

No te vas por malo, te vas porque te lleva el que un día juró que jamás te irías de aquí, y se llevan una franquicia, pero no los colores ni la afición, te amo Morelia, te amo y siempre será así, no habrá otro equipo que te remplace, siempre seremos uno, una misma fuerza, un mismo sentir. ¡Dale canario, Dale Morelia!

 

Hasta siempre.

Gracias por tanto, Morelia | CBN

Avatar

Fanático de los proyectos originales y sin agregados, tal vez por eso soy Arquitecto.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: